Categoría de Archivos: Fisioterapia apartir de los 60

10abr/17
mayores_fisioterapia

Pérdida de capacidades: Algo se puede hacer.

mayores_fisioterapia2

Las personas mayores, tanto si están en su domicilio  como si se encuentran en instituciones como viviendas de mayores o bien unidades de estancia diurna, tendrán una serie de restricciones. Más hay que tener siempre y en todo momento muy presente que esas restricciones no son siempre y en todo momento algo ineludible.

Una persona mayor puede tener cierto nivel de dependencia debido a inconvenientes físicos, cognitivos, socioeconómicos, o bien una mezcla de todos.

Meditar que va a empeorar pues “es ley de vida” hace que la propia persona, su ambiente, y los profesionales que lo atienden piensen en el deterioro y en la pérdida de capacidades como en un proceso normal, no controlable, irreversible. Por tanto, no procurarán ayuda ni van a tratar de poner antídoto a la situación.

Indefensión al opinar que el deterioro es ineludible

Esto produce lo que es conocido como indefensión aprendida: Creemos que lo que se haga no va a contribuir a sostener ni a progresar las capacidades de la persona mayor. Se ve como normal que se pierda fuerza, que se hagan débiles, que padezcan caídas, que no puedan hacer ejercicio… Si habrá una pérdida de capacidades ¿para qué exactamente haremos nada por evitarlo, si pensamos que está fuera de nuestro control?

Les decimos a los mayores que no se muevan, que no hagan ejercicio, que descansen, que deben padecer sus dolores y no pueden hacer nada para eludir sus deterioros… Es un fallo que no se debería cometer

mayores_fisioterapia3

Sabemos que hay lesiones o bien enfermedades donde las mejoras son escasas.
Ir e informarse en un centro de fisioterapia, consultar con un fisioterapeuta siempre es aconsejable.
Mas no debemos olvidar que se puede hacer mucho por prosperar la calidad de vida de las personas mayores: eludir el sedentarismo, recobrar pautas de vida activa y ejercicio y sostener una alimentación sana no son solo buenas recomendaciones, son tratamientos para inconvenientes como dolores crónicos, tan usuales en la población mayor.

Los mayores deben saber que se puede batallar contra el deterioro

En conclusión, debemos tener muy presente dar mensajes realistas, es más que sean  positivos. Que las personas mayores con problemas médicos sepan que siempre y en toda circunstancia hay cierto margen para la mejora, y que el avance cara el deterioro no es algo irrefrenable. Hay medidas eficientes para sostener la autonomía y la calidad de vida y trabajar de manera conjunta para reducir las pérdidas de capacidades y la velocidad a la que se generan.

La fisioterapia, como otras profesiones que engloban el cuidado de los mayores, tienen mucho que hacer por ayudarles a progresar, conque no nos rindamos ya antes de tiempo y sepamos qué podemos hacer en frente de muchas de las restricciones que van surgiendo en las personas mayores.

15mar/17
terapias-alzheimer

Beneficios de la fisioterapia para enfermos con Alzhéimer

terapias alzheimer

El alzhéimer es uno de los problemas médicos más presentes en la sociedad actual, en especial, en la tercera edad cuando el aumento de la esperanza de vida supone el peligro de una mayor dependencia. El alzhéimer genera un agravamiento de las capacidades intelectuales y motoras de la persona. Y la fisioterapia es un complemento al tratamiento médico que recibe el paciente y que puede generar abundantes beneficios. El alzhéimer es una enfermedad degenerativa, por tal razón, es muy recomendable apostillar que el tratamiento de fisioterapia tiene una función completamente precautoria. O sea, no frena el avance de la enfermedad.

Beneficios de la fisioterapia para el paciente

Uno. Primeramente, se genera una mejora en el estado anímico del paciente. El hecho de que en ciertos casos el paciente ya no tenga la capacidad de expresar con palabras como se siente no quiere decir que no se sienta receptivo cara ese bienestar que le genera un tratamiento de fisioterapia adaptado.

 Dos. La conexión entre cuerpo y psique es incesante en todas y cada una de las etapas de la vida, asimismo frente a un diagnóstico de alzhéimer. En un caso así, el tratamiento de fisioterapia promueve el estímulo sensible del paciente a través del lenguaje anatómico.

Tres. Merced a este cuidado asimismo mejora la calidad del sueño del paciente que, a veces, puede verse perturbado por temores nocturnos.

Cuatro. Uno de los síntomas que manifiestan ciertos enfermos de alzhéimer en su enfermedad es una mayor tendencia cara la agresividad en su carácter. No obstante, por medio de la fisioterapia, el anciano se relaja y se calma.

Cinco. A consecuencia del daño neuronal derivado del alzhéimer asimismo se genera un agravamiento en la movilidad física. Por tal razón, el tratamiento de fisioterapia incide de forma inmejorable en el mantenimiento de la motricidad anatómica a lo largo del mayor tiempo posible.

Seis. Desde el punto de vista sensible, el paciente se siente cuidado y atendido. Los enfermos de alzhéimer son enfermos llenos de dignidad pues el humano va mucho más allá de su recuerdo. Y las ventajas de la fisioterapia muestran de qué forma esta enfermedad degenerante asimismo puede requerir un tratamiento holístico y también integral.

27feb/17
la-enfermedad-de-dupuytren3

La enfermedad de Dupuytren

enfermedad de dupuytren

Se trata de una afección crónica de la mano, que provoca la flexión progresiva y permanente de ciertos dedos cara la palma de la mano, limitando su función. El anular resulta perjudicado con una mayor frecuencia, seguido de los dedos meñique, corazón y el índice.

Está provocada por el engrosamiento y la retracción en la mano, de la membrana conjuntiva y fibrosa que forma la envoltura de los ligamentos flexores de los dedos (aponeurosis palmar).

Afecta fundamentalmente a hombres de más de cincuenta años. Las mujeres se ven perjudicadas en edades más avanzadas y con menor intensidad. Generalmente, no hay una causa aparente, si bien aparece con una mayor frecuencia en determinados trabajadores manuales que usan herramientas vibradoras. La diabetes, el consumo de antiepilépticos, el alcoholismo o bien el tabaquismo pueden favorecer su aparición. Por otro lado, hay una predisposición genética.

Fases de la enfermedad:

Uno. Fase temprana o bien precoz: aparece un nódulo indoloro y también indiferente a nivel del pliegue palmar. Hay engrosamiento de la fascia.

Dos. Fase activa o bien proliferativa: se empieza la contracción, el primer signo es la palpación de una cuerda proximal al nódulo. Se adhiere la piel a la fascia.

Tres. Fase avanzada o bien involución: desaparición de los nódulos y producción de la contractura articular a nivel de la articulación metacarpofalángica y también interfalángica proximal. Capacitación de cuerdas o bien bandas firmes afines al ligamento.

Cuatro. Fase residual: solo existen bandas fibrosas retraídas.
El tratamiento es quirúrgico y está indicado cuando las articulaciones comienzan a doblarse y el paciente no puede estirar totalmente el dedo.

Los objetivos de la fisioterapia tras la cirugía están dirigidos a:

  • Sostener la extensión conseguida en la operación.
  • Disminuir al mínimo los efectos del edema y las cicatrices postoperatorias.
  • Recobrar la flexión y la fuerza de la mano.

Se efectuarán una serie de estiramientos y movilizaciones de tejidos blandos como movilizaciones articulares y se dará un programa de ejercicios  para ganar el máximo rango de movimiento. Aspectos a tener en cuenta:

Control de Edema: si no se soluciona de manera rápida, puede conducir a fibrosis periarticular y contractura permanente, con lo que se aconseja la elevación del miembro y la realización de ejercicios activos para asistir a prevenirlo. Si el edema persiste se aconseja emplear vendajes compresivos, como la utilización de ultrasonido, baños de contrastes y asimismo vendaje neuromuscular.

Tratamiento de la cicatriz: se deben instruir al paciente las técnicas de masaje y movilización del tejido a fin de que las realice en casa 2 o bien 3 veces al día, en tanto que es fundamental eludir que se formen adherencias en el tejido. Asimismo, se aconseja el empleo de una férula palmar.

Ejercicios funcionales: es esencial trabajar con el paciente efectuando actividades de mano a través del empleo de power web, como ejercicios con flexibles de diferentes resistencias para eludir que la musculatura del antebrazo y mano se atrofien.

Ejercicios propioceptivos y texturas: en muchas de las ocasiones estos dos factores se ven comprometidos y en consecuencia no debemos dejar pasar los estímulos propioceptivos en tanto que a través de estos regularan la dirección y rango de movimiento, dejará reacciones y contestaciones automáticas.

20feb/17
Fracturas de Colles

Fisioterapia a partir de los sesenta

Caídas y Fracturas de Colles

Fractura de Colles

Las caídas en los adultos mayores son bastante usuales debido a la pérdida de equilibrio, coordinación, reflejos y al deterioro de las condiciones físicas normalmente derivado del envejecimiento. Una de las consecuencias más usuales de estas caídas es la fractura de colles. La fractura se reconoce por la situación que adopta la mano, se genera una deformidad en la muñeca en forma de tenedor.

La fractura de Colles es una fractura del antebrazo (en su zona más próxima a la muñeca), en concreto del tercio distal de radio. Acostumbra a darse en personas que caen hacia adelante y apoyan la mano extendida para frenar la caída, esta fractura se ve facilitada en el caso de sufrir osteoporosis.
Tras el tratamiento médico, estas fracturas deben rehabilitarse con fisioterapia para lograr la funcionalidad total de la articulación.

fracturas-de-colles
El tratamiento rehabilitador va a tener como objetivos:

- Minoración del edema.
– Minoración del dolor.
– Tratamiento de la cicatriz y adherencias en caso de ser intervenida quirúrgicamente.
– Restauración del rango de la movilidad articular normal.
– Potenciación de la musculatura perjudicada.
– Lograr la funcionalidad total para la introducción a las actividades de la vida diaria.

Es fundamental en esta clase de fracturas la prevención, que pasa eminentemente por un buen mantenimiento del estado físico. Una vida activa, con realización del ejercicio diario, va a ayudar a progresar la agilidad, coordinación, equilibrio y la función de todo el organismo, reduciendo de este modo de forma notable la probabilidad de padecer una caída.

En TresSalud podemos asistirte tanto a prevenir con programas de ejercicio terapéutico como a tratar la lesión si ya la has sufrido.