rotura ligamento cruzado anterior

¿De qué forma se lesiona el Ligamento Cruzado Anterior?

La ruptura del Ligamento Cruzado Anterior en un paciente joven y activo va a requerir frecuentemente su reconstrucción por Artroscopia. En esta sección se explican la anatomía y función del Ligamento Cruzado Anterior, y las lesiones que puede padecer.

El Ligamento Cruzado Anterior es un esencial estabilizador de la rodilla. Su ruptura se asocia a un accidente deportivo, recreativo o bien tráfico, siendo extraña su lesión en actividades rutinarias. Su ruptura completa genera una inestabilidad, y acostumbra a requerir una cirugía reconstructiva para recobrar la función de la rodilla, especialmente si afecta a jóvenes activos y atletas, o bien a trabajadores con una elevada actividad física. Frecuentemente la ruptura del LCA se acompaña de otras lesiones en los meniscos, otros tendones y el cartílago articular. Las rupturas completas no tratadas pueden conducir a una artrosis precoz de la rodilla.

¿Cuál es la función que tiene el Ligamento Cruzado Anterior?

  • Ligamentos estabilizadores en la Rodilla. La articulación de la rodilla la forman el fémur, la tibia y la rótula. La articulación femoro-rotuliana la vemos en otra sección. Cuando movemos la rodilla es la tibia la que se mueve con respecto al fémur. Los primordiales estabilizadores de la rodilla, y que permiten que el fémur y la tibia se articulen de forma adecuada cuando la movemos, son 4. 2 se encuentran superficiales, en los laterales de la rodilla, los llamados Tendones Colaterales. Y otros 2 son profundos, en el centro de la rodilla, adoptando una situación cruzada o bien en X, son los llamados ligamentos cruzados. O Ligamentos Colaterales. Se oponen a que la articulación de la rodilla se abra por los laterales y se torsione en los giros. El Ligamento Colateral Lateral (LCL) une el fémur con el peroné, y el Ligamento Colateral Medial o bien Interno (LCM) une el fémur con la tibia. O Ligamentos Cruzados. Se oponen a la translación antero-siguiente de la tibia y a que se torsione en los giros. El Ligamento Cruzado Siguiente (LCP) estabiliza la tibia cuando esta se traslada a siguiente y el Ligamento Cruzado Anterior (LCA) se opone a la translación de la tibia cara anterior.

rotura ligamento cruzado anterior

¿De qué manera se lesiona el Ligamento Cruzado Anterior?

  • La lesión del Ligamento Cruzado Anterior ocurre en la mayor parte de las ocasiones sin que se genere un contacto/traumatismo directo contra la rodilla, a lo largo de actividades deportivas o bien recreativas. El mecanismo lesional más usual es un traumatismo indirecto, sin contacto, como son los cambios bruscos de dirección o bien paradas súbitas mientras que se corre, la torsión de la rodilla al caer tras un salto, la extensión forzada de la rodilla (la habitual patada al aire, al estimar darle al balón sin lograrlo) … Las lesiones por traumatismo directo son más usuales en deportes de contacto o bien accidentes de tráfico.
  • Es extraño que se rompa el ligamento cruzado anterior en actividades normales de la vida diaria que no impliquen un traumatismo de determinada intensidad, si bien en adultos mayores una simple caída o bien torsión puede romper el LCA. El paciente característicamente reconoce el instante de la lesión, por el hecho de que no pudo proseguir con la actividad que estaba efectuando. La ruptura del LCA se puede generar en un traumatismo directo con la translación excesiva de la tibia, que se desplaza cara adelante con respecto al fémur. Mas el mecanismo lesional más usual es la torsión de la rodilla, sin que medie un traumatismo directo.

¿Qué daño puede padecer el LCA tras un traumatismo?

  • Del mismo modo que en los tendones del tobillo, las lesiones del Ligamento Cruzado Anterior se categorizan como esguinces, con diferentes grados de severidad. El grado 1, o bien G1, es el más leve y el grado tres, o bien G3, el más severo. Mas las lesiones del LCA en la práctica clínica se llaman así o Esguince del LCA (G1): es una distensión del Ligamento, sin que se genere la ruptura del mismo, que prosigue cumpliendo su función estabilizadora. El tratamiento es conservador (no quirúrgico) o Rotura Parcial del LCA (G2): a la distensión del Ligamento se agrega la ruptura de una parte de las fibras que lo componen.En dependencia de la distensión y del porcentaje de Ligamento cruzado anterior que quede funcional su tratamiento va a poder ser conservador o bien quirúrgico. O Rotura Completa del LCA (G3): todas y cada una de las fibras que forman el Ligamento se han roto y el Ligamento cruzado anterior pierde su función estabilizadora de la rodilla. El Ligamento Cruzado Anterior con ruptura completa no cicatriza. En adultos jóvenes y activos que desean regresar a su actividad anterior el tratamiento va a ser quirúrgico.En pacientes de más edad y con actividad sedentaria puede ser suficiente el tratamiento conservador. O Fractura-Avulsión del LCA: es una situación menos usual, y se da en pacientes más jóvenes. El Ligamento cruzado anterior no se rompe, mas pierde su anclaje en la tibia, quedando unido a una pastilla de hueso que se ha avulsionado (arrancado) de la tibia.El resultado es diferentes grados de insuficiencia del Ligamento. El tratamiento es conservador si se puede mantener/reducir la pastilla ósea avulsionada en su lecho tibial. De otra forma el tratamiento es quirúrgico, restituyendo el fragmento de hueso, con el LCA unido a él, en su lugar. En estos casos no es precisa la reconstrucción del LCA, en tanto que no está roto.
  • Lesiones asociadas. A la lesión del Ligamento Cruzado Anterior se pueden asociar una ruptura meniscal, daño en el cartílago articular, y lesiones de otros tendones, en más de la mitad de los pacientes. Si bien menos usual, es bien conocida la próxima asociación de lesiones. O Tríada desgraciada de O´Donoghue : es una lesión compleja de la rodilla que incluye la ruptura del Ligamento cruzado anterior, del menisco interno y del Ligamento colateral interno. Asimismo, se rompe la cápsula interna y puede haber daño en el cartílago articular. El resultado es una grave lesión que va a requerir cirugía reparadora.
  • En traumatismos muy violentos, de alta energía como los accidentes de tráfico, pueden lesionarse, aparte de otros tendones estabilizadores, los grandes vasos y nervios de la rodilla a consecuencia de su luxación. Son lesiones poco usuales más graves, y requieren una atención médica inmediata

rotura ligamento cruzado anterior