Estás habituado a que te den definiciones para todo y soy el primero que trata de aclarart todos y cada uno de los conceptos y términos de los que hablamos.

No obstante, esta vez daremos un giro  al tema y te diré, la Fisioterapia que NO es.

¿Por qué razón decidí redactar este artículo? Por preguntas que la gente hace del tipo

“Dar masajes es Fisioterapia, ¿no?”

NO.

“Lo de las máquinas es Fisioterapia, ¿no?”

NO.

“Hacer gimnasia es Fisioterapia, ¿no?”

NO.

Y de esta manera un largo etc…

¿Damos masajes en Fisioterapia? Sí. ¿utilizamos máquinas en Fisioterapia? Sí. ¿Máquinas y Masajes definen la Fisioterapia? NO, NO, NO. En verdad hay fisioterapeutas que no emplean ni el uno ni el otro. Lo de la “gimnasia” ni lo nombro

El masaje es una herramienta de la Fisioterapia, cuyo empleo se restringe a casos y situaciones muy concretos. El fisioterapeuta que emplea el masaje para todo no hace Fisioterapia.

Las máquinas son otra herramienta de la Fisioterapia. El fisioterapeuta que utiliza máquinas para todo no hace Fisioterapia.

which-is-not-physiotherapy

¿Qué más cosas no son Fisioterapia?

Tratar a pacientes en serie tal y como si de churros se tratasen. Diferentes pacientes, mismo tratamiento…no es Fisioterapia.

Pasar a los pacientes por una máquina tras otra, tal y como si la clínica fuera una cadena de ensamblaje, no es Fisioterapia. Las máquinas tienen una función limitada que no es equiparable a la prescripción de ejercicio terapéutico.

Solicitar al paciente que repose, no es Fisioterapia (en la mayor parte de los casos). El reposo relativo es lo más recomendado, con la excepción de ciertas salvedades.

Dar al paciente la idea de que su inconveniente requerirá tratamiento para toda la vida, no es Fisioterapia (salvo en contadas ocasiones).

Decirle al paciente que precisa un masaje de mantenimiento mensual para su inconveniente de espalda, no es Fisioterapia.

Echar la culpa al paciente cuando no se recobra, no es Fisioterapia. Es cierto que el paciente debe poner de su parte, más debemos ser capaces de motivarle. Además de esto, hay veces en las que no tenemos las armas y/o conocimientos para asistir a ciertos pacientes. Esto es una cosa que debemos aceptar como normal, no somos todopoderosos, con lo que bajemos del Olimpo.

Competición entre compañeros para quedar por encima, no es Fisioterapia. Todavía menos si se hace desde la crítica destructora de los compañeros. Los fisios deben trabajar en equipo para un fin común, la mejora del paciente.

Meditar que no es necesario estar al día en lo que se refiere a la investigación se refiere, no es Fisioterapia. Eso tiene por nombre comodidad y/o dejadez.

Tratar lo que le correspondería a un compañero de otra profesión de la salud, no es Fisioterapia. Esto lleva por nombre intrusismo y no te hace ser un fisioterapeuta más completo, sino más bien un fisio jugando con la ilegalidad.

La Fisioterapia no es intentar hacer más que otro profesional de la salud, sino más bien hacerlo lo mejor que podamos en nuestras competencias: diagnóstico y prescripción.

¿Sabes quién es el culpable de que la gente tenga la visión de la Fisioterapia que tiene?

Nosotros, los fisios. Es ya hora de que dejemos de lado la “vieja Fisioterapia” y nos centremos en “la Fisioterapia de verdad”. De este modo no va a haber confusión entre la gente y todos comprendemos la Fisioterapia de igual modo.