La ciática afecta a un elevado número de personas que presentan dolor en la pierna asociado al dolor lumbar. Su adecuada orientación diagnóstica y terapéutica es esencial para su resolución.

Dolor lumbar

El dolor lumbar es un inconveniente exageradamente usual. Llega a representar la segunda causa de dolor crónico a nivel del mundo. Y es el segundo motivo de consulta más usual en los servicios de emergencias. Forma además de esto la primordial causa de absentismo laboral.

La influencia del dolor lumbar se extiende a nivel social, profesional y laboral. Llega a considerarse un problema médico público por el elevado consumo de recursos que supone a los sistemas de salud.

Dolor lumbar y en miembro inferior: ciática

La asociación de dolor en el miembro inferior al dolor lumbar es usual.

En el momento en que un paciente padece esta presentación clínica, en general famosa como ciática, diferentes factores pueden estar influyendo. Diferentes estructuras pueden estar perjudicadas, como articulaciones, músculos, discos intervertebrales, nervios, etc.. Y los mecanismos por los que aparece el dolor del paciente relacionarse aproximadamente con esto, a través de mecanismos nociceptivos, inflamatorios, neuropáticos, de sensibilización central…

Muchos son los movimientos y funciones perturbadas en el momento en que un paciente padece ciática. Continuar de pie puede provocar el dolor, o bien continuar sentado, en ocasiones aun reposar tumbado en cama.

Ciática y dolor neuropático

La asociación de dolor en el miembro inferior al dolor lumbar es usual. La naturaleza de esta asociación de síntomas se relaciona normalmente con los diferentes mecanismos del dolor neuropático.

La IASP (Asociación Internacional para el Estudio del Dolor) define el dolor neuropático como dolor producido como consecuencia directa de una lesión o bien enfermedad que afecta al sistema somatosensorial, a nivel bien periférico o bien central. El dolor neuropático se relaciona con altos niveles de dolor, discapacidad, baja calidad de vida y baja contestación al tratamiento. Es por este motivo una situación clínica de compleja orientación terapéutica.

El dolor neuropático es un inconveniente de compleja fisiopatología y gran relevancia clínica que habitualmente se asocia con el dolor lumbar.

Tratamiento de la ciática

La fisioterapia dirigida a pacientes con dolor neuropático en el miembro inferior ofrece opciones de tratamiento basadas en la administración de movimiento pasivo y activo.

La movilización del sistema inquieto o bien neurodinámica entiende las intervenciones dirigidas a influir mecánicamente sobre las estructuras neurales o bien tejidos circundantes, directa o bien de forma indirecta, mediante técnicas manuales o bien ejercicios.ciatica_2

La neurodinámica deja la valoración y tratamiento del compromiso mecánico de las estructuras neurales. O bien, más específicamente, el incremento de la mecanosensibilidad neural. Identifica, mide y también procura solucionar aquellos movimientos perturbados que se comportan de forma desfavorable sobre el tejido neural. Esto es, cuando el dolor es por el nervio, es la propuesta fisioterapéutica para resolverlo.

La neurodinámica se plantea como técnica de elección indicada en la detección y tratamiento del dolor neuropático en la ciática.

Otra de las herramientas con la que los fisioterapeutas podemos asistir al paciente con ciática es el ejercicio.

La adecuada administración de ejercicios basados en la neurodinámica, técnicas de control motor lumbar, técnicas concretas de aurotratamiento a través de movilización de la columna lumbar, y/o ejercicios aeróbicos, puede resultar de relevancia.

Conclusión

La ciática es un inconveniente tan complejo como usual. Su tratamiento a través de fisioterapia adecuadamente administrado es efectivo en la mayor parte de situaciones.

En ciertos casos, acompañar el tratamiento con medicación puede resultar de ayuda. Cuando la función no puede recobrarse con tratamiento conservador, y sumado al dolor aparecen signos neurológicos negativos (pérdida esencial de fuerza o bien pérdida acusada de sensibilidad), la cirugía puede proponerse como opción. Sin embargo, atendiendo con precisión los procesos perturbados condicionantes de la clínica del paciente, la fisioterapia en general puede eludir la cirugía y ofrecer inmejorables resultados de forma no beligerante.