Tag Archives: MASAJE

16oct/17
fisioterapia-deportiva-2

La fisioterapia, lo que no es

Estás habituado a que te den definiciones para todo y soy el primero que trata de aclarart todos y cada uno de los conceptos y términos de los que hablamos.

No obstante, esta vez daremos un giro  al tema y te diré, la Fisioterapia que NO es.

¿Por qué razón decidí redactar este artículo? Por preguntas que la gente hace del tipo

“Dar masajes es Fisioterapia, ¿no?”

NO.

“Lo de las máquinas es Fisioterapia, ¿no?”

NO.

“Hacer gimnasia es Fisioterapia, ¿no?”

NO.

Y de esta manera un largo etc…

¿Damos masajes en Fisioterapia? Sí. ¿utilizamos máquinas en Fisioterapia? Sí. ¿Máquinas y Masajes definen la Fisioterapia? NO, NO, NO. En verdad hay fisioterapeutas que no emplean ni el uno ni el otro. Lo de la “gimnasia” ni lo nombro

El masaje es una herramienta de la Fisioterapia, cuyo empleo se restringe a casos y situaciones muy concretos. El fisioterapeuta que emplea el masaje para todo no hace Fisioterapia.

Las máquinas son otra herramienta de la Fisioterapia. El fisioterapeuta que utiliza máquinas para todo no hace Fisioterapia.

which-is-not-physiotherapy

¿Qué más cosas no son Fisioterapia?

Tratar a pacientes en serie tal y como si de churros se tratasen. Diferentes pacientes, mismo tratamiento…no es Fisioterapia.

Pasar a los pacientes por una máquina tras otra, tal y como si la clínica fuera una cadena de ensamblaje, no es Fisioterapia. Las máquinas tienen una función limitada que no es equiparable a la prescripción de ejercicio terapéutico.

Solicitar al paciente que repose, no es Fisioterapia (en la mayor parte de los casos). El reposo relativo es lo más recomendado, con la excepción de ciertas salvedades.

Dar al paciente la idea de que su inconveniente requerirá tratamiento para toda la vida, no es Fisioterapia (salvo en contadas ocasiones).

Decirle al paciente que precisa un masaje de mantenimiento mensual para su inconveniente de espalda, no es Fisioterapia.

Echar la culpa al paciente cuando no se recobra, no es Fisioterapia. Es cierto que el paciente debe poner de su parte, más debemos ser capaces de motivarle. Además de esto, hay veces en las que no tenemos las armas y/o conocimientos para asistir a ciertos pacientes. Esto es una cosa que debemos aceptar como normal, no somos todopoderosos, con lo que bajemos del Olimpo.

Competición entre compañeros para quedar por encima, no es Fisioterapia. Todavía menos si se hace desde la crítica destructora de los compañeros. Los fisios deben trabajar en equipo para un fin común, la mejora del paciente.

Meditar que no es necesario estar al día en lo que se refiere a la investigación se refiere, no es Fisioterapia. Eso tiene por nombre comodidad y/o dejadez.

Tratar lo que le correspondería a un compañero de otra profesión de la salud, no es Fisioterapia. Esto lleva por nombre intrusismo y no te hace ser un fisioterapeuta más completo, sino más bien un fisio jugando con la ilegalidad.

La Fisioterapia no es intentar hacer más que otro profesional de la salud, sino más bien hacerlo lo mejor que podamos en nuestras competencias: diagnóstico y prescripción.

¿Sabes quién es el culpable de que la gente tenga la visión de la Fisioterapia que tiene?

Nosotros, los fisios. Es ya hora de que dejemos de lado la “vieja Fisioterapia” y nos centremos en “la Fisioterapia de verdad”. De este modo no va a haber confusión entre la gente y todos comprendemos la Fisioterapia de igual modo.

21ago/17
fisioterapia dolor lumbar

Dolor lumbar y pruebas diagnósticas

Esta imagen circuló por twitter ya hace unas semanas, desde múltiples fuentes, poniendo de manifiesto algo que muchos de nosotros ya sabemos: las imágenes radiográficas por sí mismas no son significativas. En la imagen se aprecia que, aun en los sujetos más jóvenes estudiados, los descubrimientos “positivos” son formidablemente elevados, singularmente en la artropatía facetaria.

 dolor-lumbar-y-pruebas-diagnosticas

Para los pacientes, os traduzco: toda vez que os afirman que vuestro dolor lumbar es pues “tenéis artrosis”, es por descubrimientos como ese. En lo que se refiere a lo que  en la imagen aparece como “Disc buldge” y “Disc protusion”, que como veis asimismo son parcialmente usuales, son las conocidas “hernias discales” que asimismo os afirman que son la causa de vuestra lumbalgia. Y sí, avispado lector: ¿por qué razón si es tan usual hallar descubrimientos de ese tipo en población sin dolor, atribuyen de manera rápida a exactamente los mismos el dolor? Es buena pregunta, y las posibles contestaciones son múltiples.

Entre todas y cada una esas contestaciones posibles, me inclino por meditar que, puesto que el ochenta y cinco por ciento  de las lumbalgias son inespecíficas (Wadell, dos mil cuatro), lo que desea decir no son atribuibles a una lesión específica en el tejido (como podría ser una fractura), es más simple dar una causa específica, que el paciente puede comprender por estar extendida en la sociedad y por el hecho de que se está “viendo”, que perder tiempo (que habitualmente no se tiene) y esmero en explicar al paciente que el dolor no viene de un tejido específico, sino es una lumbalgia inespecífica.

Espero que, paciente lector, tras esto, entiendas que los profesionales, demos preferencia a lo que nos contáis respecto a la imagen. La imagen diagnóstica no es relevante si los descubrimientos encontrados no corresponden con la sintomatología que nos describís.

Respecto al estudio del que he logrado la imagen, es una gráfica que generan extrapolando datos de este otro (open access en un caso así). Publicado en mil novecientos noventa y tres, es interesante sacar ciertas oraciones de sus conclusiones, puesto que semejante patraña que todavía haya especialistas que se fundamenten en imágenes (traducción propia y probablemente no estricta):

  • Solo el treinta y seis por ciento de los examinados (sujetos asintomáticos) presentaban discos normales en todos y cada uno de los niveles
  • En todo caso, el cuadro clínico debería corresponder con la imagen conseguida en la RMN. Anomalías en la columna lumbar observadas en una resonancia pueden carecer de significado sin son consideradas aisladamente.
  • El término “hernia” tal vez es demasiado genérico para tener relevancia clínica.
  • Dado la alta incidencia del dolor lumbar en la población general, el descubrimiento de protuberancias o bien protusiones a través de resonancia imantada nuclear podría ser, habitualmente, un descubrimiento casual.
10abr/17
mayores_fisioterapia

Pérdida de capacidades: Algo se puede hacer.

mayores_fisioterapia2

Las personas mayores, tanto si están en su domicilio  como si se encuentran en instituciones como viviendas de mayores o bien unidades de estancia diurna, tendrán una serie de restricciones. Más hay que tener siempre y en todo momento muy presente que esas restricciones no son siempre y en todo momento algo ineludible.

Una persona mayor puede tener cierto nivel de dependencia debido a inconvenientes físicos, cognitivos, socioeconómicos, o bien una mezcla de todos.

Meditar que va a empeorar pues “es ley de vida” hace que la propia persona, su ambiente, y los profesionales que lo atienden piensen en el deterioro y en la pérdida de capacidades como en un proceso normal, no controlable, irreversible. Por tanto, no procurarán ayuda ni van a tratar de poner antídoto a la situación.

Indefensión al opinar que el deterioro es ineludible

Esto produce lo que es conocido como indefensión aprendida: Creemos que lo que se haga no va a contribuir a sostener ni a progresar las capacidades de la persona mayor. Se ve como normal que se pierda fuerza, que se hagan débiles, que padezcan caídas, que no puedan hacer ejercicio… Si habrá una pérdida de capacidades ¿para qué exactamente haremos nada por evitarlo, si pensamos que está fuera de nuestro control?

Les decimos a los mayores que no se muevan, que no hagan ejercicio, que descansen, que deben padecer sus dolores y no pueden hacer nada para eludir sus deterioros… Es un fallo que no se debería cometer

mayores_fisioterapia3

Sabemos que hay lesiones o bien enfermedades donde las mejoras son escasas.
Ir e informarse en un centro de fisioterapia, consultar con un fisioterapeuta siempre es aconsejable.
Mas no debemos olvidar que se puede hacer mucho por prosperar la calidad de vida de las personas mayores: eludir el sedentarismo, recobrar pautas de vida activa y ejercicio y sostener una alimentación sana no son solo buenas recomendaciones, son tratamientos para inconvenientes como dolores crónicos, tan usuales en la población mayor.

Los mayores deben saber que se puede batallar contra el deterioro

En conclusión, debemos tener muy presente dar mensajes realistas, es más que sean  positivos. Que las personas mayores con problemas médicos sepan que siempre y en toda circunstancia hay cierto margen para la mejora, y que el avance cara el deterioro no es algo irrefrenable. Hay medidas eficientes para sostener la autonomía y la calidad de vida y trabajar de manera conjunta para reducir las pérdidas de capacidades y la velocidad a la que se generan.

La fisioterapia, como otras profesiones que engloban el cuidado de los mayores, tienen mucho que hacer por ayudarles a progresar, conque no nos rindamos ya antes de tiempo y sepamos qué podemos hacer en frente de muchas de las restricciones que van surgiendo en las personas mayores.

27feb/17
la-enfermedad-de-dupuytren3

La enfermedad de Dupuytren

enfermedad de dupuytren

Se trata de una afección crónica de la mano, que provoca la flexión progresiva y permanente de ciertos dedos cara la palma de la mano, limitando su función. El anular resulta perjudicado con una mayor frecuencia, seguido de los dedos meñique, corazón y el índice.

Está provocada por el engrosamiento y la retracción en la mano, de la membrana conjuntiva y fibrosa que forma la envoltura de los ligamentos flexores de los dedos (aponeurosis palmar).

Afecta fundamentalmente a hombres de más de cincuenta años. Las mujeres se ven perjudicadas en edades más avanzadas y con menor intensidad. Generalmente, no hay una causa aparente, si bien aparece con una mayor frecuencia en determinados trabajadores manuales que usan herramientas vibradoras. La diabetes, el consumo de antiepilépticos, el alcoholismo o bien el tabaquismo pueden favorecer su aparición. Por otro lado, hay una predisposición genética.

Fases de la enfermedad:

Uno. Fase temprana o bien precoz: aparece un nódulo indoloro y también indiferente a nivel del pliegue palmar. Hay engrosamiento de la fascia.

Dos. Fase activa o bien proliferativa: se empieza la contracción, el primer signo es la palpación de una cuerda proximal al nódulo. Se adhiere la piel a la fascia.

Tres. Fase avanzada o bien involución: desaparición de los nódulos y producción de la contractura articular a nivel de la articulación metacarpofalángica y también interfalángica proximal. Capacitación de cuerdas o bien bandas firmes afines al ligamento.

Cuatro. Fase residual: solo existen bandas fibrosas retraídas.
El tratamiento es quirúrgico y está indicado cuando las articulaciones comienzan a doblarse y el paciente no puede estirar totalmente el dedo.

Los objetivos de la fisioterapia tras la cirugía están dirigidos a:

  • Sostener la extensión conseguida en la operación.
  • Disminuir al mínimo los efectos del edema y las cicatrices postoperatorias.
  • Recobrar la flexión y la fuerza de la mano.

Se efectuarán una serie de estiramientos y movilizaciones de tejidos blandos como movilizaciones articulares y se dará un programa de ejercicios  para ganar el máximo rango de movimiento. Aspectos a tener en cuenta:

Control de Edema: si no se soluciona de manera rápida, puede conducir a fibrosis periarticular y contractura permanente, con lo que se aconseja la elevación del miembro y la realización de ejercicios activos para asistir a prevenirlo. Si el edema persiste se aconseja emplear vendajes compresivos, como la utilización de ultrasonido, baños de contrastes y asimismo vendaje neuromuscular.

Tratamiento de la cicatriz: se deben instruir al paciente las técnicas de masaje y movilización del tejido a fin de que las realice en casa 2 o bien 3 veces al día, en tanto que es fundamental eludir que se formen adherencias en el tejido. Asimismo, se aconseja el empleo de una férula palmar.

Ejercicios funcionales: es esencial trabajar con el paciente efectuando actividades de mano a través del empleo de power web, como ejercicios con flexibles de diferentes resistencias para eludir que la musculatura del antebrazo y mano se atrofien.

Ejercicios propioceptivos y texturas: en muchas de las ocasiones estos dos factores se ven comprometidos y en consecuencia no debemos dejar pasar los estímulos propioceptivos en tanto que a través de estos regularan la dirección y rango de movimiento, dejará reacciones y contestaciones automáticas.

20feb/17
Fracturas de Colles

Fisioterapia a partir de los sesenta

Caídas y Fracturas de Colles

Fractura de Colles

Las caídas en los adultos mayores son bastante usuales debido a la pérdida de equilibrio, coordinación, reflejos y al deterioro de las condiciones físicas normalmente derivado del envejecimiento. Una de las consecuencias más usuales de estas caídas es la fractura de colles. La fractura se reconoce por la situación que adopta la mano, se genera una deformidad en la muñeca en forma de tenedor.

La fractura de Colles es una fractura del antebrazo (en su zona más próxima a la muñeca), en concreto del tercio distal de radio. Acostumbra a darse en personas que caen hacia adelante y apoyan la mano extendida para frenar la caída, esta fractura se ve facilitada en el caso de sufrir osteoporosis.
Tras el tratamiento médico, estas fracturas deben rehabilitarse con fisioterapia para lograr la funcionalidad total de la articulación.

fracturas-de-colles
El tratamiento rehabilitador va a tener como objetivos:

- Minoración del edema.
– Minoración del dolor.
– Tratamiento de la cicatriz y adherencias en caso de ser intervenida quirúrgicamente.
– Restauración del rango de la movilidad articular normal.
– Potenciación de la musculatura perjudicada.
– Lograr la funcionalidad total para la introducción a las actividades de la vida diaria.

Es fundamental en esta clase de fracturas la prevención, que pasa eminentemente por un buen mantenimiento del estado físico. Una vida activa, con realización del ejercicio diario, va a ayudar a progresar la agilidad, coordinación, equilibrio y la función de todo el organismo, reduciendo de este modo de forma notable la probabilidad de padecer una caída.

En TresSalud podemos asistirte tanto a prevenir con programas de ejercicio terapéutico como a tratar la lesión si ya la has sufrido.