Descripción de la lesión.

La epicondilitis, conocida coloquialmente como “codo de tenista” es una inflamación del epicóndilo (prominencia ósea del codo que pertenece al húmero) y de los tendones que se insertan en él.

Los síntomas aparecen como dolor en el epicóndilo, que se puede irradiar a la parte externa del brazo y del antebrazo, y dolor al realizar el movimiento de extensión de la muñeca.

Si este proceso de inflamación se mantiene en el tiempo, se producirá un proceso degenerativo en la zona.

 

Mecanismo Lesional:

Existen factores predisponentes o factores de riesgo como:

  • Realización de movimientos repetitivos.
  • Absorción de vibraciones por la zona.
  • Traumatismos por caída o por golpe directo.
  • Coger demasiado peso.
  • Tener una mala técnica deportiva o la utilización de un material inadecuado para dicha práctica deportiva.

 

Prevención:

Se debe evitar la sobrecarga de peso, así como los movimientos repetitivos de la articulación del codo y muñeca.

Se realizarán ejercicios de calentamiento antes de comenzar cualquier actividad deportiva (sobre todo en tenis), así como ejercicios de estiramiento después de terminar dicha actividad.

 

Tratamiento de FISIOTERAPIA:

El tratamiento de una epicondilitis por parte del fisioterapeuta se dirige a reducir la inflamación, el dolor y recuperar las condiciones óptimas del tejido lesionado.

Este objetivo se alcanza gracias a técnicas tan diversas como:

  • La aplicación de EPTE en la inserción tendinosa o tendones dañados.
  • Relajación de la musculatura con masoterapia y eliminación de puntos gatillos mediante punción seca.
  • Masaje transverso profundo (cyriax) en las fibras tendinosas.
  • Protocolos de ejercicios isométricos – concéntricos – excéntricos  y diatermia para favorecer la regeneración y combatir la inflamación.
  • La aplicación de frío (crioterapia) además de reducir la inflamación es analgésica, por lo tanto es recomendado en el tratamiento de la epicondilitis.