Categoría de Archivos: Centros Clínicos

Centros Clínicos TresSalud en Madrid

13sep/17
fundacion-a

Tressalud participa en el acuerdo con la FUNDACIÓN A

fundacion-a

Tressalud participa en el  acuerdo con la FUNDACIÓN A para el tratamiento de  accidentes de Trafico.

La FUNDACIÓN A, es uno de los principales organismos a nivel nacional en ayudar a las  víctimas de accidentes de trafico y sus familias.

Se deposita en TRESSALUD la confianza para realizar los tratamientos de rehabilitación y fisioterapia a las víctimas de accidentes de trafico, los cuales los recibirán de forma totalmente gratuita.

fundacion-a-_2

08jul/17
quiromasaje

¿Exactamente en qué consiste el quiromasaje?

¿Para qué vale el quiromasaje?

o bien ¿De qué manera funciona este género de terapia?

Contraindicaciones del quiromasaje

El quiromasaje es una técnica o bien, mejor dicho, un conjunto de técnicas las que son empleadas por un terapeuta con el propósito de manipular los tejidos grasos, musculares y la piel de un paciente con el propósito de calmar sus dolores.

Podemos decir que es un género de masoterapia, pero considerablemente más avanzada y concreta y que a veces este género de tratamiento es complementado con sesiones de acupuntura e inclusive aromaterapia con el propósito de curar al paciente de la forma rápida posible.

Las técnicas usadas en la quiroterapia son el resultado de la combinación de diferentes estilos de masajes como el masaje sueco o bien el turco al que se le agregan una serie de manipulaciones concretas dando como resultado un tratamiento considerablemente más efectivo.

quiromasaje

¿Para qué vale el quiromasaje?

El quiromasaje se emplea para calmar el dolor de los pacientes que vengan derivados de la presencia de puntos gatillo o bien contracturas musculares, tendinitis…

Como con la masoterapia, asimismo se emplean masajes de drenaje linfático para favorecer la supresión de substancias de desecho y en consecuencia, suprimir el malestar general, si bien esto no es común.

En resumen, el objetivo principal del empleo del quiromasaje es el de suprimir contracturas musculares, tendinitis y otras nosologías de clase músculo-esquelético.

quiromasaje

¿De qué manera funcionaría esta clase de terapia?

En caso de que sea la primera sesión se efectuará un examen anterior para conseguir información básica sobre el paciente y su estado de salud, por servirnos de un ejemplo se le va a preguntar por su edad, estado laboral, qué género de molestias padece y desde en qué momento, si este toma algún género de medicación…

Una vez finalizada esta primera toma de contacto el paciente se va a tumbar sobre una camilla y entonces el terapeuta procederá a efectuar un examen manual para ir determinando cuál es la gravedad del malestar, dónde están los focos de dolor, etc..

Efectuado esto se empezará a calentar la zona a tratar con la fricción de las manos y más tarde, se agregará aceite y se procederá con la realización del masaje en sí y las manipulaciones que crea precisas el terapeuta para calmar el malestar del sujeto.

La manera en la que funciona para calmar las molestias es bien simple, por servirnos de un ejemplo si nuestro inconveniente es que tenemos un punto gatillo, este va a aplicar técnicas de liberación miofascial y amasamiento para relajar la musculatura de la zona y favorecer el riego sanguíneo a los músculos perjudicados para de esta forma, suprimir dicha contractura y el dolor asociado.

Contraindicaciones del quiromasaje

El quiromasaje es un procedimiento bastante seguro, pero como todo género de terapia tiene ciertas contraindicaciones.

Estas contraindicaciones son exactamente las mismas que hay para todo género de masajes y que deben ver eminentemente con el estado de la piel de la persona puesto que por poner un ejemplo si esta padece de quemaduras o bien heridas en la zona, no va a poder percibir una terapia de este género.

Quitando estas contraindicaciones, no hay más que apuntar.

20mar/17
protocolo-rice

Tip Fisoterapia Deportiva: Protocolo RICE

protocolo-rice-2

Muy frecuentemente tras la práctica deportiva nuestro cuerpo se aqueja de diferentes molestias tras golpes y también impactos que se generan en las diferentes modalidades de prácticas deportivas, y es uno mismo, el que en un primer instante procura tratarse.

¿Quién no se ha puesto hielo en un tobillo, rodilla…y ha elevado la pierna tras una contusión?.

Son acciones que se describen en un protocolo llamado “RICE”, que como podréis imaginar no tiene ninguna relación con el “arroz” como podríamos imaginar por su traducción, sino más bien un protocolo de tratamiento inmediato por antonomasia en la lesión de los tejidos blandos.

La palabra “RICE” procede de, Reposo, Ice (hielo), Compresión y Elevación.

El principal objetivo de estos 4 medios no es otro sino más bien el de supervisar el sangrado producido tras una lesión muscular.

Bleakney en una investigación efectuada en el año dos mil cuatro, prueba que no hay ensayo clínico que valide el protocolo, a pesar de ello hay pruebas científicas sobre la adecuación de los diferentes componentes de este derivándose la certeza en una gran parte de estudios experimentales.

Jarvinen y cooperadores suyos entre los años dos mil cinco y dos mil siete, hallaron resultados positivos con relación al Reposo y la sanación del tejido blando (menos sangrado, menos cicatriz de reparación, se evita la retracción de los extremos en las rupturas musculares…).

Hurme en mil novecientos noventa y tres, Trato en dos mil dos y Schaser en dos mil siete nos prueban que el empleo del Ice de forma inmediata tras la lesión reduce significativamente el hematoma, reduciendo la inflamación y la necrosis tisular y acelerando de este modo la regeneración más tarde del tejido.

No sabemos de forma acertada si la Compresión aplicada de forma temprana sobre la zona lesionada acelera la cicatrización, lo que si sabemos por una investigación de Torzón en mil novecientos noventa y siete es que la compresión reduce el flujo sanguíneo intramuscular de la zona lesionada.

Actualmente la aplicación de frío más compresión es la más empleada en el entorno deportivo sobre todo en las seis primeras horas en sesiones de 15-20 minutos a intervalos de treinta-sesenta minutos conforme Schaser.

En lo que se refiere a la Elevación, la única justificación se fundamenta en los principios básicos de la fisiología y traumatología. Una elevación de la zona sobre el nivel cardiaco genera una minoración en la presión hidrostática y por lo tanto reduce la acumulación de líquido intersticial.

Que nuestros pacientes atletas principiantes o profesionales, sepan todo lo que es posible sobre esta clase de protocolo, nos interesa para una mejor y más veloz restauración de su lesión. Aunque siempre teniendo en cuenta que los profesionales que desarrollan su actividad en los Centros de Fisioterapia Deportiva (los Fisioterapeutas), son los que deberán de aconsejarnos durante la duración de la lesión.

22nov/16
entrenar con frio

5 Buenas Disculpas para no Entrenar… y sus Soluciones

correr con lluviaLlega el frío, el mal tiempo y las ganas de no hacer nada. Sin competiciones cerca es complicado implicarse al cien por cien y lo que los profesionales llaman pretemporada es una temporada muy, muy buena que los globeros nos tiremos a la bartola y olvidemos de entrenar. Soy un especialista en disculpas y asimismo creo saber el antídoto para pelear con ella. Os cito  las disculpas más habituales en invierno… y sus soluciones.

Uno. Queda mucho para las competiciones

Situación: Muchos planeamos las carreras para la primavera. El medio la vuelta tal de allí, el maratón de aquí, la prueba cicloturista de más allá o bien si te ves capaz el Ironman. En el mejor caso nos quedan cuatro o bien cinco meses a fin de que llegue y el “tengo tiempo de sobra” ronda por nuestra cabeza. Pero día tras día de sofá, precisarás mas de dos días para recobrar las ganas.

Solución: Busca objetivos a corto plazo: puedes entrenar para recuperar los ritmos en carreras cortas, bajar de 45′ en la San Silvestre, acrecentar el ritmo sobre la bicicleta o bien avanzar en la piscina. Objetivos en un corto plazo que mejoren tu motivación y donde puedas ver resultados

Dos. Hace mucho frío o bien llovizna

Situación: Es cierto, mas asimismo lo es que en verano hace mucho calor. Salvo dos meses por año jamás tenemos el tiempo perfecto. Si a esto le sumamos que aumenta la posibilidad de lluvia ya tenemos la ecuación idónea para continuar durmiendo por la mañana y no entrenar.

Solución: Si hace mucho frío podemos abrigarnos. Mallas largas, camiseta compresora interior, cortavientos braguita para el cuello, guantes y hasta el gorro. Eso sí, recuerda que te va a sobrar la mayor parte cuando comiences a sudar. Los días de lluvia van a ser idóneos para que mejores en la piscina.

Tres. Ya es de noche y no hay luz

Situación: Día a día anochece  antes, salir del trabajo a las ocho y salir a correr a las nueve por un parque acarrea gran peligro para los tobillos. “Mejor me quedaré en casa” que todavía tengo molestias de aquella lesión y en el parque y sin farolas soy carne de cañón. Sin quitarte totalmente la razón para no salir a entrenar… ¿no ves ninguna opción alternativa?

Solución: Tienes 2 opciones, salir con un gadget más, que no son pocos, y emplear un frontal para alumbrar el suelo o bien en vez de trasnochar, madrugar y aprovechar las primeras luces del día. Como opción miserable, los que salís con móvil para la música la aplicación o bien sencillamente por el hecho de que sois adeptos podéis descargaros una aplicación de linterna y usarlos en lugares más oscuros… ¡Marcha!entrenar con frio

Cuatro. La soledad del atleta

Situación: Es verdad que muy frecuentemente salir a entrenar todos y cada uno de los días de la semana se hace complicado. Tu fuerza de voluntad de hierro no va acompañada de la de tus compañeros de fatigas y te ves entrenando más de un día solo, sin absolutamente nadie que tire de ti en los días más difíciles y también inevitablemente, bajando el ritmo.

Solución: ¿Piensas que eres el único? Existen muchos clubes de running y triatlón populares para no entrenar solo… Muchos de los que van a ser tus compañeros van a tener objetivos afines y no es exactamente lo mismo entrenar unas cuestas o bien unas series solo que ‘picao’ con compañeros.

Cinco. Me da mucha pereza

Situación: A fin de que poner disculpas basándose en razones objetivas como las anteriores… Sencillamente tras un año largo, y con lío de curro, inconvenientes y demás puede no apetecer, da mucha pereza y es normal, no hay que castigarse. Llegas a casa y no apetece demasiado.

Solución: Esta medida es radical y abarca un tanto las precedentes más si ninguna solución te ha servido para salir a entrenar aun me queda  otra… PAGAR. cógete un entrenador personal, apúntate a un nuevo gimnasio o bien cómprate ropa nueva para estrenar más siéntete culpable si no sales a la calle. Una vez cojas la rutina va a estar hecho pero hasta ese momento en que la cojas… ¡PAGA!

Como afirmaba una campaña de Reebok, “sé más fuerte que tus excusas”.. ¿A qué esperas para entrenar?